Problemas más habituales de un mal etiquetado de producto

El mal etiquetado de un producto puede dar lugar a una serie de problemas, pero ¿cuáles? A continuación te contamos cuáles son los más habituales.

Mal etiquetado de un producto: principales problemas

Estos son algunos de los principales problemas que implica etiquetar mal un producto:

1)   Errores en el uso del equipo

Si un equipo viene con las instrucciones mal, no podremos utilizarlo de la manera adecuada. Es más, corremos el riesgo incluso de romperlo o de estropear el producto que estamos manejando.

Por lo que uno de los problemas garrafales es que muestre unas instrucciones que no son.

2)   Incumplimiento de políticas internas de la compañía

Otro de los problemas más habituales de un mal etiquetado de producto, pasa por el incumplimiento de políticas internas de la compañía.

Esto también puede convertirse en un problema importante, dado que cada empresa tiene sus políticas y es importante cumplirlas.

3)   Incumplimiento de políticas de seguridad y prevención de riesgos laborales

Lo cierto es que un mal etiquetado de producto podría dar lugar a un problema importante como es el no cumplir con las políticas de seguridad o de prevención de riesgos laborales simplemente por no corresponderse con lo que dice el etiquetado.

Al fin y al cabo, la seguridad es lo más importante.

4)   Errores en acreditaciones, pruebas y documentación de equipos

A la hora de manejar los productos es importantísimo que no haya ningún error en la documentación de los equipos y demás, dado que podría implicar problemas en su manejo.

5)   Problemas con la cobertura de seguros debido a una señalización confusa

Que algo esté mal etiquetado podría ocasionar un problema con el que quizás no contábamos y que es bastante grave, porque si hay un mal etiquetado podríamos tener problemas con la cobertura de la compañía de seguros.

Esto implicaría un desembolso económico grande o algo peor.

6)   Confusión en simulacros o situaciones de emergencia

Cuando se producen situaciones de emergencia o simulacros nos ponemos nerviosos porque no sabemos cómo actuar. El problema, es que si seguimos unas instrucciones de un etiquetado que es incorrecto podría ser un auténtico casos.

Como ves, etiquetar mal un producto puede salir muy caro para una empresa y en todos los aspectos; en lo económico, en lo social, en el ahorro de problemas, etc.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda para no equivocarte y que no sufras de estos problemas derivados de un mal etiquetado de producto.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar